20 de Febrero, 2017
Testimonio Fernando Montes

Es un hombre afable y cercano, de sonrisa franca y de caminar tranquilo. En sus prédicas e invitaciones a la reflexión cita constantemente a escritores y poetas para ilustrar con imágenes conceptos e ideas que desea compartir, porque es un lector voraz. Cocinero y guitarrero y por sobre todo cura. Autor de varios libros. Hombre solicitado y respetado. Un adulto mayor de vocación y servicio. Para aprender de su experiencia. A continuación, algunos apuntes de su historia.
Imprimir

Fernando Montes, jesuita, tiene una imagen acogedora. Es un hombre reflexivo, de hablar pausado y tono suave. Sus intervenciones en los retiros del Colegio San Ignacio del Bosque, por más de dos décadas siempre atraen. El gimnasio del colegio se repleta en su primera reflexión de las 9:30, en la mañana del viernes santo. No importa que se transmita por radio o televisión. Siempre se llena. Gente que va por años y se sienta en los mismos lugares. Al punto que él hace recuerdos de aquellas personas que ya no están.

Profesor de estado en religión, filósofo, teólogo y sociólogo, ha sido profesor deteología de la Universidad Católica, director de la Revista Mensaje, rector del Colegio San Ignacio y de la Universidad Alberto Hurtado, Superior Provincial y Administrador General de la Compañía de Jesús en Chile y miembro de la Academia Chilena de Ciencias Sociales. Políticas y Morales.

Es un hombre afable y cercano, de sonrisa franca y de caminar tranquilo. En sus prédicas e invitaciones a la reflexión cita constantemente a escritores y poetas para ilustrar con imágenes conceptos e ideas que desea compartir, porque es un lector voraz. Cocinero y guitarrero y por sobre todo cura. Autor de varios libros. Hombre solicitado y respetado. Un adulto mayor de vocación y servicio. Para aprender de su experiencia. A continuación, algunos apuntes de su historia.

Por dieciséis años y hasta el 3 de marzo de 2016 fue Rector de la Universidad Alberto Hurtado, una responsabilidad absorbente. Ahora puede darse ciertos lujos en el uso del tiempo como el breve período sabático que pasó en España cuando dejó la rectoría. Fue un tiempo precioso que le permitió leer decenas de libros. Pero no solo lee, sino que también hace una síntesis, clasifica y prepara citas que podrán servirle para sus intervenciones.

El futuro. Estar disponible
Estamos sentados en un ambiente acogedor de su casa de calle Cienfuegos, esa zona tradicional de Santiago de las primeras décadas del siglo veinte, con el sol de la tarde, un día cálido de primavera. Como hijos de San Ignacio, en los ejercicios nos proponen dos cosas. Sanar el pasado. Agradecer, perdonar, perdonarme y no quedar vuelto para atrás. Es decir, tomar conciencia del tiempo, porque para vivir un presente feliz hay que tener sanado el pasado. Sanar. Ni nostalgia, ni culpa porque la vida es hacia adelante. Tener sentido de futuro. Hay gente que no espera nada y otra que espera cosas inalcanzables.

Dejé de ser rector y mientras tenga una brizna de vida y capacidad de reinvención podré seguir. Por eso me he propuesto estar disponible para encontrarme todos los días con cosas nuevas. He aprendido a no encasillarme y que no me encasillen. A pesar de los pesares he tenido una serie de oportunidades de dirigirme a los jóvenes. Algo tiene uno que trasmitir. He podido viajar al norte y al sur y compartir con jóvenes de colegio, contarles mi experiencia y escucharles. Me impresiona, por ejemplo, el terrible desafío de los alumnos de cuarto medio, porque representa la mayoría de edad, legal y psicológica. Me impresiona porque están terriblemente tensionados con la PSU (prueba de selección universitaria). Y digo, cuidado con los valores porque nuestra sociedad le dice a los jóvenes que hay que ser un triunfador.

Fuente: Comunicaciones Cuaresma de Fraternidad

Documentos
- Testimonio Fernando Montes - Revisa la entrevista completa aquí (PDF)
 

Videos
- Ver Video



 
NOTICIAS  |  CUARESMA EN TU COMUNIDAD  |  PROTAGONISTAS  |  IMÁGENES DESTACADAS  |  VIDEOS  |  MATERIAL DE CAMPAÑA
Dirección: Echaurren 4, Piso 7, Santiago de Chile
Teléfonos: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080 - Mail: comunicacion@caritaschile.org